Atrás quedaron los días en que el mismo zapato servía para correr, jugar tenis, fútbol, o salir a caminar al centro comercial. La tecnología y su evolución han permitido que cada deporte tenga los zapatos específicos para su práctica y competencia; ahora también brindan varios modelos dentro de cada deporte de acuerdo a las necesidades del cliente. Este desarrollo permite a las personas que tienen problemas específicos con su pie o su pisada correr sin lesiones
Los zapatos de correr vienen en varios tipos:

Para asfalto:

  • Entrenamiento: peso de los zapatos varía entre 10.5-13 oz (hombres) y 8.5-10 oz (mujeres).
  • Competencia: peso varía entre 4 y 6 oz (unisex)
  • Para terrenos irregulares: el peso varía entre 11-12 oz (hombres) y 8-10 oz (mujeres)
  • Zapatos minimalistas: por lo genera el peso es de 8 oz (hombres) y 6 oz (mujeres)

Adicional a los tipos de zapatos, hay algunos modelos que servirán mejor a una u otra persona dependiendo del tipo de arco, peso de la persona, preferencias o necesidades especiales (como lesiones anteriores en lumbares o rodillas), y forma de pisar al correr:
Neutral o supinador
Pronador
Pie plano

NOTAS DE INTERÉS:
La industria de los zapatos está evolucionando para hacer eco de “menos es más”. Técnicas como CHI RUNNING® y CHI WALKING® sugieren tener un contacto más real entre la mente y el cuerpo. Son técnicas que ayudan a correr sin lesiones y de manera más eficiente; y a caminar con más energía. Motivan a utilizar zapatos cada vez más livianos que permiten una mayor conexión entre lo que se siente en el pie y en el cuerpo, para entrenar a la mente a estar más atenta a postura y formas correctas de correr.

Sin embargo, es importante recordar que mientras más liviano sea el zapato, tiene menos material. Menos material significa menos acolchonamiento, y menos acolchonamiento significa menos protección para sus articulaciones. Los atletas élite, al tener una biomecánica eficiente y al ser livianos, pueden aprovechar para utilizar zapatos que pesan menos de 5 oz para tener el menor peso posible en su contra al momento de competir. En estos atletas, media onza puede determinar el ganar o no una carrera.