¿Cómo hidratarse durante la carrera o entrenamiento? La mayoría de carreras tiene puntos de hidratación para los competidores. Sin embargo, la hidratación durante entrenamientos era difícil de lograr hasta hace apenas unos años.

Los cinturones de hidratación aparecieron a finales de la década de los 90 en EEUU. Rápidamente se han convertido en compañeros inseparables para deportistas que entrenan o compiten en carreras de larga distancia, sean maratones, triatlones Ironman, carreras de aventura.

Los cinturones de hidratación son más cómodos para correr que los “camelbacks” que se utilizan para hacer bicicleta, y vienen en varios modelos, diseños, colores y número de botellas. Se recomienda llenarlos con agua y una bebida energizante en igual cantidad. Es importante alternar bebiendo agua con bebida energizante pues el agua sola no repone los minerales que el cuerpo bota con el sudor.

Para quienes no utilizan cinturones hay botellas para la mano, que son fáciles de sostener mientras corre. Lo importante es mantener al cuerpo hidratado para mejorar el rendimiento y evitar calambres o deshidratación.
Hay que recordar hidratarse adecuadamente los días anteriores a la carrera, así como comer sano y dormir lo necesario para lograr un desempeño óptimo ese día.